varices por embarazo

Descubre Porque se bajan las pompas en el Embarazo

Durante el embarazo el cuerpo sufre distintos cambios, uno de estos es en la zona de los glúteos y desafortunadamente puede ser un cambio no tan favorable. Hoy te decimos porque se bajan las pompas en el embarazo sus causas principales y como levantar las pompas después del embarazo con remedios caseros.

varices por embarazo

Existen diversos motivos por las que los glúteos se reducen durante el embarazo. Pueden estar asociadas a los cambios de nutrición, cambios de hábitos y los cambios hormonales durante los meses de esta etapa. A continuación te lo explicamos con más detalle.

También te sugerimos leer: Alimentos naturales que te hace aumentar y levantar tus pompas en 20 días.

Causas Porque se bajan las pompas en el embarazo

Algunas mujeres suelen experimentar una caída en la firmeza y en el volumen de sus glúteos durante y después de su embarazo. Mientras que otras mujeres experimentan lo contrario, aumentando sus nalgas durante después del embarazo. O bien también existe quienes pueden quedar con pompas muy grandes pero caídas, y algunas otras con pompas firmes pero pequeñas en comparación a como la tenían antes del embarazo.

Una de las causas principales porque se reducen las pompas en el embarazo, se origina por los cambios de peso. Disminuciones y aumentos de kilos constantes. Cuando se ha disminuido mucho peso dramáticamente (parto) la piel puede sufrir estiramientos, que hacen lucir flácida a la zona de los glúteos y otras partes del cuerpo.

Es muy probable que tu problema radique en el que después del parto se produjo una flacidez de los glúteos. Ya que durante el embarazo se produce un depósito importante de grasa de reserva en la zona de la cadera, que luego será utilizada durante la lactancia.

Resumiendo: Las causas más comunes porque se caen los gluteos en el embarazo pueden ser las siguientes

  • Cambios contantes de peso, aumento cuando está embarazada y reducción drástica después del parto.
  • Cambios hormonales durante el embarazo. Las hormonas son las causantes en gran parte de que nuestro cuerpo sufra cambios que permitan un embarazo más seguro, pero va cambiando nuestro cuerpo.
  • Almacenamiento de grasa en la parte de la cadera y nalgas.
  • Cambios de hábitos diarios. Al quedar embarazada hábitos cotidianos empiezan a ser diferentes. Teniendo más tiempo de reposo, menos actividad física lo que hace que nuestro cuerpo se vuelva sedentario.
  • Cambios de alimentación. Durante el embarazo la comida es fundamental, pero si consumimos muchos alimentos sin vitaminas, que no aportan ningún beneficio, nuestro cuerpo ira acumulando grasa en diversas zonas. Haciendo que después del parto sea más difícil recuperar los glúteos.

Te Recomendamos leer:

Como levantar los glúteos rápidamente durante el embarazo

Las claves para recuperar el tamaño y firmeza o tonicidad de las pompas o nalgas durante y después del embarazo son los buenos hábitos de vida y mantener un componente emocional que les permita permanecer felices.

Para estos casos, nada mejor que prevenir. Aplicando siempre luego de cada ducha, una buena cantidad de crema hidratante o reafirmante en las zonas críticas del cuerpo: glúteos, abdomen y brazos. En especial, se recomiendan las cremas que contienen algunos de estos componentes: vitamina E, manteca de cacao, aceite de almendras, centella asiática, miel de abeja, avena, oliva y ginkgo biloba.

Usar ropa interior con elástico que sostenga los glúteos úsala durante el día y también durante la noche. En general, los tratamientos generales que puedes realizar durante el periodo de embarazo son los siguientes:

  • Aplica crema humectante en tus glúteos.
  • Realiza masajes en la zona de tus pompas. Siempre iniciando en la zona de los femorales hacia los glúteos.
  • Realiza ejercicios como sentadillas o subir y bajar escaleras. Pero con mucho cuidado y siempre con asesoría de algún experto y nunca en los últimos meses de embarazo.
  • Realiza contracciones de los músculos de glúteo las veces que puedas, ya sea que estés barriendo, caminando, cocinando, etc.
  • Aliméntate con productos naturales. La dieta juega un papel importante durante el embarazo y la reducción o aumento de los glúteos durante esta etapa.
  • Usa ropa interior día y noche con elástico resistente que sirva como sostén para tus glúteos.

Te puede interesar:

Tratamiento para aumentar los glúteos  después del parto

Si ya pasaste por el parto y quieres retomar tu figura. Te recomendamos que además de los tratamientos caseros antes mencionados, complementarlo con un poco de ejercicio. Una rutina de musculación, de manera que aumentes el volumen transversal de la fibra muscular y el tono de base. El ejercicio es parte primordial para volver a tener la figura que se tenía antes de embarazarse.

Durante la sesión de ejercicio para tonificar glúteos, nunca debe de faltar alguno de estos ejercicios: Sentadillas, Saliendo a caminar, Lunge, Zancadas, Estocadas.

Ahora que ya sabes porque se bajan las pompas en el embarazo lo mejor es la prevenir la situación mediante una dieta sana, saliendo a caminar y realizando métodos de relajación como yoga y meditación.